DIY: Faroles.

Sí! Podemos convertir las latas de conservas que acaban en la basura en bonitos faroles para decorar patios y terrazas ahora que estamos, por fin, en verano. Éste DIY nos sirve para reciclar latas en lámparas sencillas, si fuesen latas más grandes, se les puede poner tarros de cristal en el interior para proteger las velas del viento.

diy

Necesitamos:

– Latas
– Paño
– Aguarrás
– Un poco de arena
– Papel y lápiz
– Cinta adhesiva
– Bolsa de tela llena de arena
– Clavos de mampostería
– Martillo
– Alicates de cierre pequeñas
– Perchas de alambre
– Tenacillas
– Alicates
– Periódico
– Pintura acrílica

original

Se retira la etiqueta y las manchas de pegamento de la lata. Rellenamos la lata con arena y agua, y la dejamos congelar durante la noche.

original-1

Dibuja tu diseño en una hoja de papel que se ajuste al tamaño de la lata o fotocopia de una plantilla. Cinta en su lugar.

original

Coloca la lata en la bolsa de arena. Hacer los agujeros en la lata. Coloca la lata en el congelador durante unos 30 minutos después de cada 10 minutos de trabajo para garantizar la lata sigue siendo sólida. Si estás haciendo varias linternas, trabajar en ellos en rotación.

original-2

Una vez que el diseño está completo, haz un par de agujeros opuestos entre sí de1 cm por debajo de la parte superior de la lata para el montaje de la manija. Retira la arena. Hacer un mango de 25 cm longitud del alambre.

original

Rellena la lata con el periódico y el spray de pintura de manera uniforme.  Una vez que se haya secado, coloca el mango.

Advertisements

Fantástico Loft en Barcelona.

Situado en Barcelona, este hermoso loft  de 100m2 ecléctico con un encantador patio y mucha luz natural, fue diseñado por Vuong Diseño Interior.

plano

Proyecto Vuong Design:

El objetivo de este proyecto era llevar a cabo una reforma completa. Al tratarse de un bajos nuestra prioridad se centró en lograr obtener luz natural. Hemos abierto claraboyas en la cocina y colocado ventanales con salida a la terraza para conseguir un ambiente no solo luminoso si no integrado con la vegetación del patio. Al tener techo altos, nos ha permitido hacer una habitación en dúplex y otra habitación debajo de esta consiguiendo más estancias y una mejor distribución. El pavimento del suelo es de roble y en aceite, lo que de da un aspecto rústico y que a la vez contrasta con el blanco de las paredes y la decoración. Los muebles, algunos diseñados para este loft en particular son de maderas recicladas y naturales, muchas sin tratar y dejando vista la beta de la madera. El sofá de estilo neoclásico está tapizado en terciopelo. Otros detalles de decoración complementan este loft con aires artísticos. En la terraza hemos elevado la zona de descanso y hecho un sofá de obra revestido de cemento pulido y tapizado en blanco. Los detalles de decoración como la alfombra kilim le dan un toque exótico a este pequeño paraíso.

via